La piel es un órgano muy importante ya que nos protege del mundo exterior, nos proporciona sensaciones y ayuda a regular la temperatura corporal.

La prevención de enfermedades y la preservación o la recuperación de la normalidad cutánea son de gran importancia, por ello hemos decidido incorporar a nuestra propuesta de valor un programa que garantice la orientación y correcto manejo de pacientes con necesidades de atención especial en materia de dermatología, que este dirigido no solo a la atención de patologías presentes si no a la prevención de aquellas que a futuro podrían presentarse.